Cleopatra, la reina de la belleza. Inteligente, sofisticada y absolutamente bella. Y uno de sus famosos secretos de belleza era que se bañaba en leche a diario. ¿Qué te parece?

¿Te animas a hacerte tú misma tu baño Cleopatra?

Cleopatra fue una de las reinas más jóvenes del antiguo Egipto. Cuando ascendió al trono, a los 18 años, Cleopatra ya había desarrollado un atractivo irresistible, fruto de una intensa educación y de su presunta belleza. Poco más se conoce acerca de los primeros años de la vida de Cleopatra. Su figura está irremediablemente ligada a los últimos años de la historia de Egipto, un período que supuso la decadencia de una larga estirpe: la de los Ptolomeos.

Los baños de leche y miel son realmente beneficiosos para la belleza de la piel, no es un mito de los antiguos egipcios. Las ventajas del uso de la leche o de lácteos y la miel en el cuidado de la dermis son bastante conocidas.

Hoy en día es la base de muchos productos de belleza como champús, jabones, lociones suavizantes, cremas para el cutis y productos de baño. También en la cosmética natural, en los trucos de belleza caseros o tradicionales que siguen funcionando muy bien.

Hay multitud de mascarillas y remedios caseros de belleza que utilizando tanto la miel como la leche entre sus ingredientes por sus múltiples propiedades beneficiosas para la piel.

Los baños de leche y miel encuentran su eficacia en los beneficios que aportan los nutrientes de estos dos elementos a la piel, así como su capacidad hidratante. Elementos como vitaminas, aminoácidos, minerales y proteínas.

Además, se han descubierto hace poco las propiedades del calcio contra el envejecimiento, el cual se está utilizando últimamente en la industria de la cosmética en cremas anti envejecimiento.

Conseguirás una piel bien hidratada y nutrida que en consecuencia se verá más tersa y lozana. Además de que tendrás mayor suavidad y tus arrugas se atenuarán, aparte de la ventaja de lo relajante que es un baño de leche.

No te asustes, para hacer un baño de leche y miel no es necesario llenar bañera con leche, lo cual encarecería mucho el tratamiento de belleza casero.

Una forma más barata es usar leche en polvo y el experiencia es el mismo ya que ésta tiene todos los componentes y nutrientes necesarios.

Para hacer un baño de leche casero necesitarás los siguientes ingredientes:

Media taza de leche en polvo.
Un cuarto de maicena (harina de maíz).
Un cuarto de taza con miel.
Dos litros de leche.
10 gotas de aceite aromático al gusto.

Preparación:

Llena la bañera con la temperatura de agua deseada. Mientras que el agua tibia funciona bien, algunas personas prefieren sumergirse en un baño caliente.

Se ponen todos los ingredientes en un recipiente y se pasan por la batidora. Cuando esté todo bien mezclado, se vierte poco a poco en la bañera.

Remover, mientras tanto, para que se quede todo bastante homogéneo.

Incorpora otros ingredientes, como lavanda o pétalos de rosa para agregar un olor agradable o ablandamiento adicional para tu piel.

Relájate en el agua del baño por lo menos durante 20 minutos para que la piel puede absorber a fondo el agua lechosa. Es conveniente que te exfolies durante el baño para eliminar las células dañadas de la piel y ayudar al cuerpo a absorber recomendable la leche.

Aclárate bien la piel con abundante agua después del baño para evitar que quede ningún resto de leche en tu piel.

Drena el baño después y limpia la bañera de inmediato para eliminar cualquier residuo de leche. La leche puede dejar una capa de mal olor en las tinas de porcelana si no se limpian rápidamente.

Consejos prácticos para tu baño Cleopatra:

Para sacarle mayor partido a tu baño Cleopatra de leche y miel casero con una esponja natural empapada en leche y miel date un agradable masaje con la esponja.

Esto hará un efecto peeling que irá eliminando las células dañadas e hidratará profundamente la piel logrando todavía un mayor brillo y suavidad.

También puedes poner unas velas aromáticas y convertir ese rato en tu media hora del día, sólo para ti. Te servirá para desconectar y desestresarte, incluso para meditar o cuidarte interiormente y no sólo en el exterior.

Puedes convertir tu baño Cleopatra en un tratamiento de belleza completo si utilizas una mascarilla para el pelo durante el tiempo que estén en la bañera. De esta forma no es únicamente tu piel la que se beneficia del tratamiento y, además de una piel perfecta, lucirás un pelo sano y brillante con muy poco esfuerzo.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here