Inicio Belleza CUIDA TU PIEL ATÓPICA

CUIDA TU PIEL ATÓPICA

Tener dermatitis atópica no es fácil ni barato. Tu piel tolera muy pocos productos y la mayoría son bastante caros. En esta ocasión te proponemos que fabriques tu propio jabón casero. Haz un pequeño esfuerzo y por muy poco dinero podrás fabricar tu propio jabón, que podrás ir personalizando más específicamente a tus necesidades. Cuida tu piel atópica y disfruta haciéndolo.

El jabón más adecuado para las pieles atópicas es uno con base de manteca de karité.

Aquí te dejamos la receta para hacerlo tú misma:

Ingredientes

Jabón de castilla con base de aceite de oliva

Agua destilada

2 cucharadas de manteca de karité sin procesar

1 cucharada de almendras finamente molidas (opcional)

Procedimiento
Se ralla el jabón de castilla en un rallador de queso hasta tener dos tazas llenas. Se echa en una olla pequeña y se le agrega una taza de agua destilada.

Se pone a derretir en baño maría a fuego medio-alto, revolviendo con frecuencia hasta que el jabón se derrita por completo.

Se retira del fuego y se añade la manteca de karité y las almendras, revolviendo suavemente hasta que la mezcla esté homogénea.

Verter en pequeños recipientes de plástico o moldes para jabón y se deja secar y endurecer durante varias horas. Se saca del molde cuando está completamente duro.

Una vez se sacan del molde se ponen en un lugar donde se les permita solidificarse por completo durante 3 semanas. Se les da vuelta por lo menos una vez al día.

A las tres semanas se pueden envolver en papel de plástico o celofán.

Poco a poco puedes ir perfeccionando el jabón añadiendo aceite esencial de caléndula o aceite esencial de almendras dulces para añadir sus propiedades calmantes a las de la manteca de karité.

En cualquier caso la manteca de Karité es muy utilizada para el cuidado de la piel, por su poder de protección y propiedades emolientes. Protege la piel contra los rayos UV y por lo tanto pueden ser incluidos en los productos para el sol. También se puede utilizar para hacer mantequilla de masaje, cremas corporales, bálsamos para labios, como agente humectante en jabones y cremas de afeitar. También, por sus grandes cualidades protectoras, es usada como ayuda en casos de irritaciones, sequedad cutánea, rojeces, leves quemaduras y hasta acné. 
Regenerador celular, previene la aparición de arrugas y estrías, protegiendo contra el envejecimiento de la piel.

Hidrata en profundidad, sin taponar los poros, no es comedogénica.

Calmante, anti-irritante, para las pieles delicadas, enrojecidas y con tendencia a alergias.

Nutritiva, recomendableando la elasticidad de la piel. Empleada en bálsamos labiales y para la nariz irritada o agrietada.

Funciona como protector solar, ayudando a obtener un bronceado natural.

Antiestrías, en el embarazo y lactancia, la manteca de karité previene la aparición y la formación de estrías. Durante la lactancia previene la formación de grietas en el pecho.

After save, muy buenos experiencias en la piel masculina cuando se aplica después del afeitado, dando un aspecto terso, hidratado y suave.

El jabón de castilla necesario como base de este jabón puedes comprarlo hecho en una herboristería o supermercado o hacerlo previamente en tu casa.

Te indicamos cómo hacerlo paso a paso.

Ingredientes (para preparar 4 kgs aproximadamente)

1 litro de aceite de oliva

100 gramos de aceite de palma

100 gramos de aceite de coco

½ litro de agua

200 gramos de soda cáustica

50 milímetros de aceite esencial a preferencia

Antes de comenzar, sería conveniente que busques algún par de guantes de goma, e incluso gafas, pues la manipulación de la soda cáustica puede resultar peligrosa, por lo que manéjalas con mucho cuidado para evitar quemaduras.

Aunque 4 kilos puedan parecer muchos, recuerda que el jabón no caduca. Podrás fabricar el que necesites y guardar el resto en cualquier caja en un lugar fresco y seco e ir gastándolos cuando te hagan falta.

Mezcla el agua con la soda cáustica, revolviendo para que se disuelva bien. Hazlo en un recipiente de vidrio resistente, ya que la soda cáustica al mezclarse con el agua libera mucho calor.

Aparte, vierte el aceite de oliva en una olla y añádele la mezcla de agua y soda. Mezcla muy bien, ya que cuesta un poco integrar estos ingredientes. Puedes valerte de una batidora manual para acelerar este proceso.

Cuando veas que la mezcla ha comenzado a espesar, puedes añadir el aceite esencial que hayas elegido.

Continúa batiendo a mano hasta que veas que has alcanzando el esvolumenr máximo.

Ahora ya puedes comenzar a rellenar los moldes, previamente preparados con papel para horno.

Déjalos que solidifiquen durante todo un día, antes de desmoldar.

Cuando tengas tus jabones de Castilla listos, resérvalos durante un mes para que se curen y asienten. No los utilices antes de ese tiempo.

Una vez que tus jabones de Castilla estén listos, ya podrás comenzar a utilizarlos y brindar a tu piel todos los beneficios que este jabón natural brinda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Must Read

Oración de despedida a todas las que fui

A todas las que fui un día. Gracias. A mi pasado ya cumplido. Gracias. A mis partes olvidadas que dejé en lugares que ya...

Tarot sábado 27 de Abril

Observa las cuatro cartas que te mostraremos a continuación y permítele a tu intuición que elija su favorita. La cartas que elijas tiene un mensaje...

Mensaje de tu Ángel para hoy 27 de Abril

Detente, respira hondo y lee atentamente la repuesta obtenida. Apenas son unas palabras pero que actúan como una explosión de conciencia. Esta asistencia emocional...

Expande tu conciencia y los cambios vendrán solos a tu vida

Expande tu conciencia aumentando su nivel vibracional, e inevitablemente verás surgir cambios favorables en tu vida, de tal modo que hasta podrás considerarlos “efectos”....

Uno debe sanar antes que todo lo demás

UNO TIENE QUE CURARSE PRIMERO Uno tiene que sanarse primero. Te andan obligando a disfrutar el momento, a soltar lo que te hace mal, a dejarte...